Inhumanizandonos

Hace unos días, mientras viajaba en tren a Santiago, hubo un accidente. No acababamos de salir 100 metros de la estación de Curicó, cuando el tren frena. Nadie sabía el porqué y a los 5 minutos ya empezábamos a inquietarnos cuando un pasajero cruza por mi lado diciendo «atropellamos a alguien, acabo de ver un brazo para aca y una pierna hacia el otro lado…».

¿Cual fue la reaccion de todos, incluyendome?. ¡Maldición, nos vamos a atrasar horas!.

Curiosos

En menos tiempo aun, ya estaba lleno de curiosos, asistiendo a la entretención de ese aburrido martes. Vi llegar madres con hijos muy pequeños y otros no tanto a ver el espectáculo del descuartizamiento.

Sin embargo, mas adelante, cuando estaban ya timbrándonos los boletos por la garantía de retraso, un fuerte ruido bajo el piso y nuevamente el tren para. El asistente sale y mira bajo las ruedas y al volver nos dice «Era solo un gran perro» y todos tristes. Más tristes aun cuando un perrito sin sus piernas traseras en una improvisada silla de ruedas le ladraba a los carros.

Accidente

Ya una vez había conversado esto con un siquatra amigo. Podría pasar por al lado de alguien pasando penurias y no sentir urgencias, pero si veo un indefenso perrito sufriendo, las pesadillas me persiguen por mucho. Su respuesta fue bastante simple. Estamos acostumbrados ya a ver horrores en cada una de nuestras acciones, en cada noticia, que quedamos inmersos en un trauma post guerra, pero esta vez eterno.

Alguno ha pensado que para contar los muertos de Asia deberiamos llenar un par de veces el estadio nacional en un clásico del domingo hasta las banderas?.

¿Inhumanizandonos?.

4 respuestas a Inhumanizandonos

  1. Una odiosa realidad.

    Mientras más tragedias en los medios publicitadas… más olvidamos, más nos acostumbramos y las entendemos como común, como normal…

    Luchemos para no endurecer nuestro corazón!

  2. Solo visito tu blog de copuchenta q soy, mire algunas fotografías y tienes unas muy buenas.
    referente a tu escrito una vez me paso una situación similar, tb iba a stgo pero en el metro tren de pronto un ruido azoto el bagón en el que viajaba el tren se detuvo bruscamente, habían atropellado a una persona, q se encontraba bajo el vagón en q viajaba, no me atreví a mirar por la ventana, además ésta estaba atiborrada de gente, era imposible.
    Visitame!!!

  3. Me hiciste recordar una noche hace muchos años… yo chico iba en el asiento de atras del auto.. delante nuestro una camioneta un tanto acelerada.. de pronto.. un perrito cruza la calle , el tipo de la camioneta ni se inmuta… el perrito intenta salvar su vida.. corre mas como para alacanza a cruzar.. casi lo logra pero la camioneta lo golpea en el rabito y en las patas traseras.. yo quedo impactado… como veniamos detras.. pasamos por el lado del perrito.. y fue un momento como en slow motion.. el giraba y giraba aullando tratando de lamerse el rabito.. y justo cuando me asomo por la ventana para verlo mas de cerca.. me mira con el rostro mas expresivo de dolor q le he visto a un animalito :( ..

    Mr enoje con mi padre por no detenrse y ver al perrito.. de todas maneras creo que se debe haber recuperado… pero me dio mucha mucha.. pena.. eso cuando tenia como 12 años.. ahora tengo 23 y aun no lo olvido..

    Saludos!!

  4. Los humanos quieren más a los perros parece, cuando llegamos a una casa ajena nadie le va a hacer cariño a un niño que se cruza, ni siquiera le va a hablar, a un perro si, aunque no te entienda nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *