No hay escalada, pero hay Moni y jardín

Hoy pensabamos sobir el cerro Manquimávida junto a unos amigos pero el clima dijo otra cosa. Una lluvia torrencial me despertó en la mañana, asi que el viaje se pospone para otra oportunidad.

A medio día me junté a almorzar con Moni a conversar de cualquier cosa menos de trabajo, que hasta en sus días libres tuvo que trabajar :(

Luego, hablando con mi Maria Gracia Subercaseaux propia y aprovechando que uno de mis rosales ya había florecido, decidí tomar unas cuantas fotografías a mi jardín. Sorry, mi dedo desnudo va a tener que esperar.




Rosal en mi jardín.

Enjoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *