Firme aquí y cave su tumba, es ilegítimo, pero es gratis

Después del problema que he tenido con Movistar (sin link, no regalo page views), decidí hacer público un hecho que había decidido pasar por alto hasta que no fuese necesario.

De las condiciones de venta de la Tienda Virtual de Movistar:

LIMITACIONES AL DERECHO DE RETRACTO

Se deja expresa constancia que en la comercialización y venta de los productos por medio de la tienda virtual, El Cliente no podrá hacer uso del derecho de retracto o terminación unilateral contemplado en el artículo 3° bis de la ley 19.496 (Ley que establece normas sobre protección de los derechos de los consumidores)

TELEFÓNICA MÓVILES DE CHILE S.A.
El Bosque Sur # 90. Santiago de Chile

Pues para quiernes no conozcan la Ley 19.469 que ESTABLECE NORMAS SOBRE PROTECCION DE LOS DERECHOS DE LOS CONSUMIDORES (compendio), ¿qué dice el famoso artículo tercero, dentro del cual estaríamos supuestamente en parte renunciando?

Pues establece que son derechos y deberes básicos del consumidor:

a) La libre elección del bien o servicio; Por lo que renunciamos a derecho alguno a elegir libremente el producto que deseamos adquirir, nos pueden enchufar una gallina ardiendo para lo que a ellos les importa.

b) El derecho a una información veraz y oportuna sobre los bienes y servicios ofrecidos, su precio, condiciones de contratación y otras características relevantes de los mismos, y el deber de informarse responsablemente de ellos; Luego renunciamos al derecho a que nos informen sobre que demonios nos están vendiendo.

c) El no ser discriminado arbitrariamente por parte de proveedores de bienes y servicios; Luego nos pueden discriminar arbitrariamente como Movistar se le plazca.

d) La seguridad en el consumo de bienes o servicios, la protección de la salud y el medio ambiente y el deber de evitar los riesgos que puedan afectarles; Así que nos pueden vender una bomba atómica abierta, para quien le importe.

e) La reparación e indemnización adecuada y oportuna de todos los daños materiales y morales en caso de incumplimiento a lo dispuesto en esta ley, y el deber de accionar de acuerdo a los medios que la ley le franquea, y Y aca lo que más les duele al bolsillo. Renunciamos a que en caso de no cumplirse con lo que adquirimos, deban indemnizarnos por ello.

f) La educación para un consumo responsable, y el deber de celebrar operaciones de consumo con el comercio establecido. Y de preferencia que no tengamos acceso a saber lo que les estoy presentando, lo que es mi deber.

Específicamente el 3 bis se refiere al caso en el cual el ejercita la venta invadiendo el espacio personal del consumidor. Luego como presume que es usted quien visita la página y no ellos quienes la entregan en su domicilio, no existe el hecho del cual nace el derecho a retracto asegurado por la ley para dicha condición y (aca esta lo importante) en los contratos celebrados por medios electrónicos, y en aquéllos en que se aceptare una oferta realizada a través de catálogos, avisos o cualquier otra forma de comunicación a distancia, a menos que el proveedor haya dispuesto expresamente lo contrario.

O sea si se les place pueden especificar que no existe derecho a retracto, para que usted querido consumidor, no lo tenga.

Pero, ¿qué resulta de esto?. Resulta que estos derechos son irrenunciables, según explícitamente estipula el siguiente 4º artículo y ningún hecho jurídico contractual entre las partes puede presumir la renuncia a aquellos derechos y deberes adquiridos en el contrato de compraventa. ¿Qué quiere decir esto?. Que aunque ellos pongan en su pié de página que «el hecho contractual efectuado entre La Empresa y El Cliente presume la renuncia a las reformas introducidas por las leyes 18.825, 19.055, 19.097, 19.295, 19.448, 19.519, 19.526, 19.541, 19.597, 19.611, 19.634, 19.643, 19.671, 19.672 y 19.742, 19.634 y 19.786», aun así estaríamos sujetos a la actual Constitución Política de la República de Chile ya que ningún hecho contractual sobrepasa una ley de categoría superior. Simón manda.

Luego ¿que aprendió mijito?, me diría mi abuela. Aprendí a leer la letra chica (aunque siempre lo hago) y a no pasarla por alto nunca (esto si suelo hacerlo).

Téngase presente. Comuníquese, publíquese, archívese.

96 horas hábiles son 3 semanas

Esa es la posición de Movistar (no link, no pienso regalarles un page view). 24 horas hábiles no es un día, son tres. ¿Por qué?, porque solo trabajan 8 horas al día.

Actualización 1 (sobre “las 96 horas”)

Actualización 2 (sobre “lo llamamos en 48 horas, cuando este ticket de soporte se autocierre”)

Actualización 3 (sobre “se lo tenemos hasta el fondo, ahora sientese y disfrute a la sombrita mientras lo llamamos”)

El martes 19 recién pasado realicé una compra online en la tienda virtual de Movistar Chile (sin link otra vez) por un nuevo celular para reemplazar mi viejo trasto. Obviamente antes de realizar la compra leí las condiciones de venta y en ella indicaban que tras realizarse la transacción, esta estaría en mi domicilio reportado 96 horas hábiles si todos los datos fuesen reportados correctamente.

Según condiciones legales de venta:

ENTREGA DEL PEDIDO

Una vez confirmada y validada la forma de pago, el pedido pasará a ser entregado en la dirección especificada por el cliente en el momento de la compra, en un plazo aproximado de 48 horas para la Región Metropolitana y 96 horas para el resto de las regiones, siempre que todos los datos suministrados sean correctos. A este respecto, el cliente deberá confirmar que los datos facilitados en el pedido son correctos o, si por el contrario, deben ser rectificados. No se entregarán pedidos a casillas de Correos. No se hacen entregas los días sábados, domingos y festivos.

El domicilio de entrega de los productos adquiridos deberá estar ubicado en territorio nacional (Chile).

Tras lo cual asumí que si compraba el día martes a las 10 de la noche, las 96 horas hábiles se cumplirían a más tardar el día lunes (ya que no cuentan sábado ni domingo)

Miércoles en la mañana, una muy atenta ejecutiva me llama a mi casa para confirmar la compra del celular, así como la dirección de mi domicilio y alguna información extra que quisiera reportar. Como siempre tienen problemas en Chiguayante para encontrar las direcciones, les entregue incluso señales físicas para que no tuviesen excusa de que no me encontraron, al igual que los horarios en que habría gente en casa a todo evento los siguientes 6 días (que confianza les tengo …). Ante esto, la atenta ejecutiva tomó mis datos y se despidió informandome que la entrega sería vía prosegur, que tenían tres oportunidades obligatorias para entregar el equipo y que este llegaría a más tardar hoy lunes (o sea para ella 96 horas son 4 días)

Pues adivinen, es lunes, me quedé en casa y no fui a estudiar a la Universidad tan solo para recibir a Prosegur y mi equipo a días de pruebas y exámenes finales, por lo que mi costo de oportunidad es altísimo, pero confiando en la entrega me quedé.

Dos de la tarde, entro al sitio web para ver la forma en la cual contactarme con ellos y me encuentro que en la tienda virtual no hay ningún enlace siquiera a alguna forma de contacto para siquiera realizar consultas. Así que utilicé el enlace de “Reclamos” que existe en mi actual cuenta de Movistar por el celular que actualmente ya tengo. Si no tuviera, estaría en el limbo aun esperando.

Dos y veinte de la tarde, envío un correo a Movistar te responde consultando por la situación de mi equipo y si este sería entregado hoy.

Tres de la tarde recibo la respuesta indicándome que “las 96 horas se miden en horas de oficina, por lo cual mi equipo está planificado a ser despachado para el día 4 de JULIO!”

Tres y cinco de la tarde, envío una respuesta con mi preocupación por el mal entendido, dado que para mí, 24 horas habiles coresponden a un día hábil de trabajo y no tres días. Seguido a esto solicito un número de telefono u oficina a la cual expresar mis molestias en forma personal y que me indique el método para revocar la compra que (en esto sí que no se atrasan ni un día) ya esta cancelada en la tarjeta de crédito.

Tres y veinticinco recibo contrarespuesta en que me informan que están solucionando el entuerto internamente y que un ejecutivo se comunicará conmigo en las siguientes horas. Lo que para cualquiera que haya trabajado en un callcenter (me incluyo) sabe que es sinónimo de “espérate sentadito no más, ya lo tienes hasta dentro”. Sin completar mi solicitud de un teléfono u oficina en la cual escuchen mis descargos.

Seis de la tarde, envío otro correo insistiendo en que me brinden un numero telefónico u oficina a la cual dirigirme para expresar mi molestia y eliminar la orden de compra. Aun no hay respuesta. Ah! verdad!, lo olvidaba!, ellos solo trabajan en horario de oficina!

Van a ser las 7 de la tarde y adivinen. Pues sí, la llamada nunca ocurrió, perdí un día de estudio en la Universidad por nada, aun no me responden ni cuando va a estar el equipo en casa ni como puedo eliminar la orden de compra y me devuelvan mi dinero.

Actualización: Nuevo correo indicandome que aunque en el contrato no se estipula, las horas se contabilizan de 09:00 a 18:00 por lo tanto las 96 horas se estarían cumpliendo el 1 de Julio y que se ha traspasado mi caso a un supervisor (si, claro).

Mi respuesta: que si un destacado y carísimo abogado se da el trabajo de establecer estrictas condiciones de compraventa (en la que incluso enchufa la automática renuncia a derechos irrenunciables) para una gran multinacional, estas no son para ser interpretadas a la volátil gana de nadie. 96 horas son 4 días y no 4 semanas y punto. Solución inaceptable y le solicito por tercera vez que me indique un numero telefonico donde ANULAR la venta de ser necesario si se insiste en ello.

Actualización 2: Recibido correo en que mi caso “ha sido entregado a especialistas” que se contactarán mediante teléfono o este mismo medio (soporte web/correo) en un plazo no mayor a 48 horas.

Mi respuesta: Les solicito por quinta vez consecutiva un numero telefónico al cual comunicarme y anular la venta por incumplmiento de contrato si se continúa insistiendo en alargar el periodo de entrega.

Actualización 3: Tercera y al parecer final.

«Junto con saludar muy cordialmente y de acuerdo a lo solicitado por usted informamos que, como nuestro servicio no posee servicios de ventas, sugerimos que la anulación de la venta la realice cuando un ejecutivo de adquisiciones se contacte con usted, y así poder dejar sin proceso el despacho del equipo que había solicitado a través de la web.»

Sinónimo de “ya lo tiene hasta dentro y nos importa un rábano violar las leyes vigentes en el país” y la razón por la cual tras cinco e-mails nunca me dieron un teléfono de contacto para recabar más información sobre el despacho.

Las empresas en Chile la llevan en atención al público.

Mega, hoy día

Canal MEGA, lunes, 23:57, Ricardo Claro y la iglesia católica protestando contra los asquerosos dibujos animados «Papavilla» transmitidos anoche por MTV.

Canal MEGA, 7 minutos más tarde, Morandé con Compañia, vamos tetas, potos y otras tantas más cosas que empiezan con «p» y Che Copete «selometera», perdón, someterá al Kike a un detector de mentiras.

¿Pasará solamente en Chile semejante estupidez? o ¿realmente somos tan huevones?.

Update: y para rematarla, recibo spam de una tropa de santos solicitando nuestro apoyo para eliminar de la pantalla tamaña atrocidad. Es definitivo, realmente somos «tan» huevones.