Me siento estafado

O más correctamente “he sido estafado”. O como mínimo engañado, pasado a llevar, con el **** hasta el fondo.

Que tienen en común:

«De acuerdo a lo solicitado por usted, informamos que nos encontramos gestionando su requerimiento de forma interna. Uno de nuestros Ejecutivos se contactará con usted dentro de las próximas horas.»

– Felipe Ahumada

Y:

«Junto con saludar muy cordialmente, informamos que su caso en particular ha sido presentado ante nuestros especialistas para ser atendido y nos comprometemos a que en un plazo no mayor a 48 horas uno de nuestros ejecutivos se contacte a través de este medio o vía telefónica, para informar acerca de cualquier novedad que exista en torno a la solución del inconveniente con el despacho del equipo.»

– Jorge Villanueva

Tienen en común que me han respondido textualmente dos veces cada una de ellas ante mis consultas de “cuando piensan enviarme el producto por el cual ya pague hace más de quince días”. Incluso después que les hiciera saber que la primera de las respuestas me había sido dada textual hacía diez días. A estos imbéciles les pagan por copiar y pegar estupideces. Tanto así que hasta dudo que sean humanos. Ningún ser humano puede ser tan estúpido como para no leer el thread al cual está contestando.

Y vale decir que nunca me llamaron «ni en las siguientes horas, ni en las 48 horas, ni siquiera en las 72, ni las 96, ni una semana, ni dos».

Esto es innombrable, inaceptable. Ya ingresé el reclamo correspondiente al Sernac y se encuentra en trámite. De pasadita escribí al «Línea Directa» del diario El Mercurio, en donde me informan que harán lo posible. De no resultar me veré obligado a presentar una demanda en el juzgado de policía local.

Update: Mi hermana en Santiago, con ganas de pelear con alguien hoy, fué a las dependencias centrales de Movistar a realizar el reclamo (la última vez que mi hermana estuvo en una dependencia de Telefónica terminó discutiendo con el gerente …) y le dijeron que el equipo habría estado en Concepción el 29 de Junio (igualmente fuera del plazo legal para la entrega) pero no pudieron econtrar mi domicilio. Falsedad absoluta ya que incluso les describí como llegar, señales del camino y de mi casa, la única casa con un gigantesco ciprés de mas de 10 metros en su jardin, que más señales querían.

En fin, prometen (por cuarta vez) que el equipo «esta vez si que sí» estará en mi domicilio mañana viernes 6 de Julio en mi domicilio. Espero que así sea.

Lo primero que haré, de obtener algún día el equipo por el cual pagué, será cambiarme a Entel.

Por donde pecas, pagas

Que cierto es este dicho. Por donde pecas, pagas. Ya le paso a la Ale Valle, hoy parece sucederme a mí.

Ya más tranquilo y resignado con Movistar, vale la pena destacar el sistemático trabajo de los personajes atendiendo el soporte internet. He sido víctima de todas y cada una de las mañas y artimañas que yo mismo aprendí respondiendo llamados telefónicos y correos al realizar asistencia técnica, mejor conocido como «ejecutivo de soporte».

¿Cuáles serían aquellas artimañas?

  • Ha sido ingresado su problema a nuestro sistema y un (otro, claro está) ejecutivo se comunicará con usted dentro de las siguientes horas.
  • Si molesta más, hemos desviado su situación a un Supervisor.
  • Nos comunicaremos con usted dentro de las siguientes 48 horas.
  • Si sigue molestando, hemos puesto un especialista a trabajar en exclusivo en su problema.
  • Si ya es mucho, nos comunicaremos con usted en cuanto tengamos noticias.
  • Si ocurre que se comunica antes, usted es primera prioridad.
  • En todas las oportunidades se le escupe de vuelta toda la información que el cliente brinda (numero de cliente, orden de compra, orden de servicio, y cualquier número que suene a seriedad) para que se convenza que ha sido tomado en serio.

Mientras tanto, me iba a comer pizza con Basilio y Felipe.

Castigo divino.

Firme aquí y cave su tumba, es ilegítimo, pero es gratis

Después del problema que he tenido con Movistar (sin link, no regalo page views), decidí hacer público un hecho que había decidido pasar por alto hasta que no fuese necesario.

De las condiciones de venta de la Tienda Virtual de Movistar:

LIMITACIONES AL DERECHO DE RETRACTO

Se deja expresa constancia que en la comercialización y venta de los productos por medio de la tienda virtual, El Cliente no podrá hacer uso del derecho de retracto o terminación unilateral contemplado en el artículo 3° bis de la ley 19.496 (Ley que establece normas sobre protección de los derechos de los consumidores)

TELEFÓNICA MÓVILES DE CHILE S.A.
El Bosque Sur # 90. Santiago de Chile

Pues para quiernes no conozcan la Ley 19.469 que ESTABLECE NORMAS SOBRE PROTECCION DE LOS DERECHOS DE LOS CONSUMIDORES (compendio), ¿qué dice el famoso artículo tercero, dentro del cual estaríamos supuestamente en parte renunciando?

Pues establece que son derechos y deberes básicos del consumidor:

a) La libre elección del bien o servicio; Por lo que renunciamos a derecho alguno a elegir libremente el producto que deseamos adquirir, nos pueden enchufar una gallina ardiendo para lo que a ellos les importa.

b) El derecho a una información veraz y oportuna sobre los bienes y servicios ofrecidos, su precio, condiciones de contratación y otras características relevantes de los mismos, y el deber de informarse responsablemente de ellos; Luego renunciamos al derecho a que nos informen sobre que demonios nos están vendiendo.

c) El no ser discriminado arbitrariamente por parte de proveedores de bienes y servicios; Luego nos pueden discriminar arbitrariamente como Movistar se le plazca.

d) La seguridad en el consumo de bienes o servicios, la protección de la salud y el medio ambiente y el deber de evitar los riesgos que puedan afectarles; Así que nos pueden vender una bomba atómica abierta, para quien le importe.

e) La reparación e indemnización adecuada y oportuna de todos los daños materiales y morales en caso de incumplimiento a lo dispuesto en esta ley, y el deber de accionar de acuerdo a los medios que la ley le franquea, y Y aca lo que más les duele al bolsillo. Renunciamos a que en caso de no cumplirse con lo que adquirimos, deban indemnizarnos por ello.

f) La educación para un consumo responsable, y el deber de celebrar operaciones de consumo con el comercio establecido. Y de preferencia que no tengamos acceso a saber lo que les estoy presentando, lo que es mi deber.

Específicamente el 3 bis se refiere al caso en el cual el ejercita la venta invadiendo el espacio personal del consumidor. Luego como presume que es usted quien visita la página y no ellos quienes la entregan en su domicilio, no existe el hecho del cual nace el derecho a retracto asegurado por la ley para dicha condición y (aca esta lo importante) en los contratos celebrados por medios electrónicos, y en aquéllos en que se aceptare una oferta realizada a través de catálogos, avisos o cualquier otra forma de comunicación a distancia, a menos que el proveedor haya dispuesto expresamente lo contrario.

O sea si se les place pueden especificar que no existe derecho a retracto, para que usted querido consumidor, no lo tenga.

Pero, ¿qué resulta de esto?. Resulta que estos derechos son irrenunciables, según explícitamente estipula el siguiente 4º artículo y ningún hecho jurídico contractual entre las partes puede presumir la renuncia a aquellos derechos y deberes adquiridos en el contrato de compraventa. ¿Qué quiere decir esto?. Que aunque ellos pongan en su pié de página que «el hecho contractual efectuado entre La Empresa y El Cliente presume la renuncia a las reformas introducidas por las leyes 18.825, 19.055, 19.097, 19.295, 19.448, 19.519, 19.526, 19.541, 19.597, 19.611, 19.634, 19.643, 19.671, 19.672 y 19.742, 19.634 y 19.786», aun así estaríamos sujetos a la actual Constitución Política de la República de Chile ya que ningún hecho contractual sobrepasa una ley de categoría superior. Simón manda.

Luego ¿que aprendió mijito?, me diría mi abuela. Aprendí a leer la letra chica (aunque siempre lo hago) y a no pasarla por alto nunca (esto si suelo hacerlo).

Téngase presente. Comuníquese, publíquese, archívese.